¿Cómo lograr una cocción uniforme en la parrilla controlando la temperatura?

Introducción

La parrilla es una de las herramientas más utilizadas en el mundo de la cocina. Brindar ese sabor ahumado y perfectamente cocido a la carne es una obra de arte, algo que solo se logra con una técnica precisa. Sin embargo, no es fácil obtener una cocción uniforme en la parrilla. En este artículo, te enseñaremos cómo lograr una cocción uniforme en la parrilla controlando la temperatura.

¿Por qué es importante la cocción uniforme?

Obtener una cocción uniforme es crucial porque no queremos que nuestra comida esté cruda por dentro y quemada por fuera. Idealmente, nuestra carne debe estar cocida uniformemente en todo su grosor. Un problema común con la cocción en la parrilla es la sobre cocción o la sub-cocción, especialmente en platos más grandes. Controlar la temperatura nos ayudará a resolver ese problema.

Entendiendo la temperatura en la parrilla

La temperatura es uno de los aspectos más importantes de la cocción en la parrilla. Hay dos tipos de temperatura que deben ser consideradas: la temperatura interna de la carne y la temperatura de la parrilla. La temperatura interna de la carne es importante porque cada alimento tiene un tiempo de cocción diferente y una temperatura interna que determina si está listo o no. La temperatura de la parrilla es importante porque el calor que se aplica a la carne determina cómo se cocina.

Temperatura interna de la carne

Cada tipo de carne tiene una temperatura interna diferente que debe alcanzarse para asegurar que esté completamente cocida. Por ejemplo, la carne de res se considera bien cocida a una temperatura interna de 71 grados Celsius. El pollo, por otro lado, debe cocinarse hasta que alcance una temperatura interna de al menos 74 grados Celsius para evitar enfermedades transmitidas por los alimentos. Existen termómetros que se pueden utilizar para medir la temperatura interna de la carne. Estos termómetros pueden ser insertados en la carne durante la cocción, lo que nos ayuda a asegurarnos de que la temperatura interna adecuada se haya alcanzado.

Temperatura de la parrilla

La temperatura de la parrilla es importante para garantizar una cocción uniforme. Si la temperatura es demasiado alta, la carne se quemará por fuera antes de que se cocine por dentro. Si la temperatura es demasiado baja, la carne no se cocinará uniformemente. Por lo tanto, es importante controlar la temperatura de la parrilla. La mayoría de las parrillas tienen termómetros incorporados. Estos termómetros miden la temperatura dentro de la parrilla y nos permiten controlar la temperatura a medida que cocinamos la comida. También es una buena práctica medir la temperatura de la parrilla con un termómetro externo para asegurarnos de que sea precisa.

Cómo lograr una cocción uniforme en la parrilla

Ahora que comprendemos la importancia de la temperatura en la cocción en la parrilla, es hora de aprender algunos trucos para lograr una cocción uniforme.

Pre-calentar la parrilla

Antes de colocar la carne en la parrilla, es importante pre-calentarla para asegurarse de que esté a la temperatura correcta. De esta manera obtendremos una cocción uniforme. Además, pre-calentar la parrilla también nos permite retirar cualquier exceso de grasa o restos de comida que puedan haber quedado en la parrilla.

Usar diferentes zonas de calor

Utilizar diferentes zonas de calor es una técnica que utilizan muchos cocineros expertos para lograr una cocción uniforme en la parrilla. Se trata de dividir la parrilla en dos zonas de calor: una zona caliente y otra menos caliente. Se pueden colocar alimentos que requieren una temperatura más alta en la zona caliente y los alimentos que requieren menos calor en la zona menos caliente. De esta manera, se puede lograr una cocción uniforme en toda la comida sin sobre cocinar o sub-cocinar.

Mantener la tapa cerrada

Mantener la tapa cerrada afirma la temperatura de la parrilla, lo que nos permite controlar la temperatura de manera más precisa. Además, esto también ayuda a mantener una temperatura uniforme en toda la parrilla.

No dar vuelta a la carne con demasiada frecuencia

Es tentador mover la carne constantemente en la parrilla, pero esto no es recomendable. Al voltear constantemente la carne, se puede romper la corteza que se forma en la superficie, lo que resulta en una carne menos jugosa. Es importante dejar la carne reposar durante unos minutos antes de voltearla. De esta manera, se forma una corteza en la superficie que ayuda a sellar los jugos en el interior y garantiza que se cocine uniformemente.

Dejar que la carne repose después de la cocción

Después de retirar la carne de la parrilla, es importante dejarla reposar durante unos minutos antes de cortarla. Esto permite que los jugos se redistribuyan, lo que resulta en una carne más jugosa y tierna.

Conclusión

Lograr una cocción uniforme en la parrilla puede parecer un desafío, pero con la técnica adecuada es completamente posible. Controlar la temperatura de la parrilla es crucial para lograr una cocción uniforme, junto con el uso de diferentes zonas de calor y pre-calentar la parrilla antes de comenzar a cocinar. Al seguir estos consejos, puedes cocinar en la parrilla como un profesional, obteniendo una cocción uniforme en cada plato. ¡Disfruta de tus comidas utilizando estos consejos y deléitate con el delicioso sabor de la comida cocida a la parrilla perfecta!